¿Por qué debemos implantar un sistema de gestión de calidad?

En este artículo os queremos dar respuesta a las primeras preguntas que te planteas cuándo oyes de la necesidad de implantar un sistema de gestión de calidad basado en la norma ISO 9001, como por ejemplo: ¿Por qué la norma ISO 9001 y no otra? ¿Cuál es el motivo que las empresas decidan certificarse en la norma ISO 9001?
Cuando hablamos de un sistema de gestión de calidad, lo hacemos pensando en la norma ISO 9001, debido a que la mayor parte de certificados emitidos se corresponden a esta norma.

En este artículo os queremos dar respuesta a las primeras preguntas que te planteas cuándo oyes de la necesidad de implantar un sistema de gestión de calidad basado en la norma ISO 9001, como por ejemplo: ¿Por qué la norma ISO 9001 y no otra? ¿Cuál es el motivo que las empresas decidan certificarse en la norma ISO 9001?
Cuando hablamos de un sistema de gestión de calidad, lo hacemos pensando en la norma ISO 9001, debido a que la mayor parte de certificados emitidos se corresponden a esta norma.

¿Cuál es el motivo que las empresas decidan certificarse en la norma ISO 9001?
Los motivos suelen ser varios, el principal, es debido a la presión de los mercados. Cada vez es más habitual que s clientes soliciten que las empresas que van a contratar dispongan de este distintivo; por lo tanto, el hecho de no disponer de él, significa una exclusión en el mercado, y que los clientes no te contraten. Este criterio de selección, cada vez es más extendido, incluso se ha incorporado en los diferentes organismos oficiales. Es decir, si quieres presentarte a un concurso público (licitación) para que tu empresa pueda trabajar para la administración pública, lo más seguro es que exista un pliego de requisitos, uno de los cuales sea el certificado en ISO 9001.

El motivo anterior es por el cual la Dirección general de una empresa toma la decisión de implantar un sistema de gestión de calidad, ya que el hecho de no poder ofertar a un determinado cliente, comporta menos trabajo, menos productividad y menos beneficio para la empresa.
Por otro lado, que debería ser el principal, debemos tener en cuenta, que disponer de un sistema de gestión de calidad, comporta una identificación, gestión y control de todos los procesos de la empresa. Eso significa, que los procesos se optimizan incorporando nuevas técnicas y herramientas que garantizan la mejora continua de la empresa, incrementando la productividad, disminuyendo los costes, aumentando la calidad del producto y aumentando los beneficios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *